Nebulosa Ojo de Gato

Nebulosa Ojo de Gato
4.5 (90%) 6 votes

La apodada la «Nebulosa del Ojo de Gato» NGC 6543, es una de las nebulosas planetarias más complejas jamás vista. El Hubble con y sus estudios revela estructuras sorprendentemente intrincadas que incluyen cubiertas de gas concéntricas, chorros de gas de alta velocidad y nudos inusuales de gas inducidos por choque. Con una edad estimada de 1.000 años, la nebulosa es un «registro fósil» visual de la dinámica y la evolución tardía de una estrella moribunda.

La Cámara Avanzada para Encuestas (ACS) del Hubble muestra un patrón de ojo de buey de once o incluso más anillos concéntricos, o conchas, alrededor del Ojo de Gato. Cada ‘anillo’ es en realidad el borde de una burbuja esférica proyectada en el cielo, por eso aparece brillante a lo largo de su borde exterior.

Cortesía de NASA/ESA

Características de la nebulosa ojo de gato o Cat’s Eye

Nombre Nebulosa del ojo de gato, NGC 6543, Caldwell 6
Descripción Una nebulosa planetaria, descubierta por William Herschel en 1786, formada por una estrella moribunda originalmente alrededor de cinco veces la masa del Sol.
Edad: Hace unos 1.000 años, la nebulosa se formó cuando la estrella perdió su envoltura exterior de material.
Ubicación La nebulosa planetaria se encuentra en la constelación de Draco, en el hemisferio norte.
Distancia desde la tierra Cerca de  3,300 Años/Luz
Tamaño 0.2  años luz para atravezarla.

Las observaciones sugieren que la estrella expulsó su masa en una serie de pulsos a intervalos de 1.500 años. Estas convulsiones crearon capas de polvo, cada una de las cuales contiene la misma masa que todos los planetas de nuestro sistema solar combinados (todavía solo el uno por ciento de la masa del Sol). Estas conchas concéntricas forman una estructura de piel de cebolla en capas alrededor de la estrella moribunda. La vista desde el Hubble es como ver una cebolla cortada por la mitad, donde cada capa de piel es perceptible.

Los patrones de ojo de buey vistos alrededor de las nebulosas planetarias son una sorpresa para los astrónomos porque no tenían ninguna expectativa de que los episodios de pérdida de masa al final de la vida estelar se repitieran cada 1.500 años. Se han propuesto varias explicaciones, incluidos ciclos de actividad magnética algo similares a nuestro propio ciclo de manchas solares, la acción de las estrellas compañeras que orbitan alrededor de la estrella moribunda y las pulsaciones estelares. Otra escuela de pensamiento es que el material se expulsa suavemente de la estrella, y los anillos se crean más tarde debido a la formación de ondas en el material que sale.

La Nebulosa Ojo de Gato fue una de las primeras nebulosas planetarias descubiertas. También es una de las nebulosas planetarias más complejas que se conocen.

Composición química de la nebulosa ojo de gato

Al igual que la mayoría de los objetos astronómicos, NGC 6543 consiste principalmente de hidrógeno y helio, con elementos más pesados ​​presentes en pequeñas cantidades.

Algunos estrudios han encontrado valores variables para abundancias elementales. Esto quiere decir que los espectrógrafos conectados a los telescopios no recolectan toda la luz de los objetos que se observan. Es por eso que deben realizarse diferentes observaciones para visualizar diferentes partes de la nebulosa bajo diferentes espectros.

Sin embargo, los resultados para la nebulosa ojo de gato coinciden ampliamente en que:

  • En relación con el hidrógeno, la abundancia de helio es de aproximadamente 0.12.
  • La abundancia de carbono y nitrógeno son de aproximadamente 3 × 10−4
  • La abundancia de oxígeno es de aproximadamente 7 × 10−4.

Estas son abundancias bastante típicas para las nebulosas planetarias, con las abundancias de carbono, nitrógeno y oxígeno, todas mayores que los valores encontrados para el sol, debido a los efectos de la nucleosíntesis que enriquecen la atmósfera de la estrella en elementos pesados ​​antes de que sea expulsada como una nebulosa planetaria.

Imágenes de la nebulosa ojo de gato NGC 6543

Video de la nebulosa ojo de gato

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *